La Orejita Repostería Libre de Azúcar
Buscar
  • Mariá Urgellés Ulloa

Mi Vida Con Diabetes

Actualizado: 21 de sep de 2018

La Historia De Mi Vida

Diabetes

¡Hola a todos!


Me llamo María Urgellés, y tengo diabetes tipo 1 desde hace aproximadamente 9 años! (¡Se me ha ido rapidísimo el tiempo!)


Mi diagnóstico fue un poco extraño y creo que fue tardío, porque yo me venía sintiendo rara y diferente como desde inicios de año. Tenía algunos síntomas, que ya luego cuando conocí más del tema me di cuenta de lo que era. A pesar de que me sentía mal desde hace meses, no había ido a hacerme los exámenes de sangre porque mi familia estaba pasando por un momento difícil (especialmente mi mamá), porque mi abuelo acababa de morir (hace relativamente poco), y mi abuela no estaba muy bien de salud.

No se me olvida que todo el tiempo tenía sed, siempre andaba con ganas de orinar, en días súper soleados yo pasaba con suéter muerta del frío, se me secaba demasiado la boca y siempre andaba con un cansancio extremo.


Me acuerdo que en ese año (antes de saber que era diabética), mi familia tenía un viaje planeado desde hace tiempo y nos fuimos. De lo que más tengo memoria es de que conocimos TODOS los baños (si, los baños jaja), por mis ganas de orinar todo el tiempo. Ya tenía desesperado a toda mi familia porque todo el día quería ir al baño, y lo peor de todo es que me agarraban demasiadas ganas de un momento a otro. Yo creo que ese viaje fue el detonante para que mis papás se dieran cuenta de que algo no estaba bien conmigo, y me dijeron que cuando llegáramos a Costa Rica, lo primero que íbamos a hacer, era un examen de sangre.


Al llegar de vuelta al país, pasaron algunos días y mi mamá me llevó a hacerme el examen de sangre. El mismo día que fuimos, la doctora del laboratorio llamó a mi mamá y le dijo que si podíamos repetir el examen porque el resultado le había parecido muy alterado. Fuimos a repetir el examen y cuando llamaron a mami la doctora estaba muy asustada porque dijo que tenía el azúcar en 800 (IMAGÍNENSE, EN 800!!!!). Le dijo que fuera inmediatamente a ver a un doctor porque me tenían que controlar y bajar esos niveles lo antes posible. (Para que los que no saben mucho del tema, una persona “no diabética” normalmente tiene sus niveles de azúcar entre 70-110, maso menos.)


El hecho de que yo anduviera caminando por la calle libremente y como si nada, sin sentirme mal ni que me diera algún ataque como convulsiones o que me desmayara o lo que fuera, realmente es un milagro (de hecho los doctores me han dicho que soy un “milagrito viviente”). No se explican cómo teniendo el nivel de azúcar tan elevado no me pasó nada. Desde que me comentaron esto yo pensé en mis adentros: “Para algo estoy aquí. Algo útil tengo que hacer con mi vida y con mi enfermedad”.


Me dieron la noticia de que yo era diabética a los 17 años, en el 2009. El doctor simplemente se me quedó viendo ido, y me preguntaba “¿Usted realmente se siente bien?, porque yo estaba sentada en una silla con mi mamá a la par. Y yo le respondí que sí, que me sentía bien y que ya me quería ir porque tenía la fiesta de cumpleaños de una de mis mejores amigas. Claramente yo en ese momento estaba como en negación del diagnóstico que me habían dado y lo único que quería era irme del consultorio de ese doctor, y realmente tenía esa fiesta a la que tenía muchas ganas de ir. Finalmente, después de muchas horas de estar chequeando mi azúcar cada 15 minutos (literal), me dieron permiso de ir a la fiesta por un ratito (obviamente acompañada en caso de que me fuera a sentir mal o algo). Siento que en parte me dejaron ir para que el impacto de la noticia y todo lo de la diabetes no me hiciera sentir peor de lo que ya me sentía en ese momento.

Siento que lo más importante al momento del diagnóstico (además de la atención de los doctores, obviamente), fue todo el apoyo que me dio mi familia y mi novio (que ahora es mi esposo).


Desde el día 1 me hicieron sentir que yo era capaz de hacer todo lo que yo me propusiera y que yo iba a poder “controlar” la enfermedad y vivir una vida relativamente normal a pesar de tener este padecimiento. Más que un problema yo lo veo como un estilo de vida, en el que uno se cuida más, ve más lo que se come (no se si sabían pero la dieta del diabético es la más saludable de todas, porque es la más balanceada. Se puede comer de todo un poco pero PORCIONADO).


Decidí contarles un poco de mi historia porque siento que a través de estos años con diabetes he logrado aprender mucho y siento que acá en Costa Rica no hay mucha cultura ni mucha información sobre este tema. Espero que puedan identificarse con mi historia y si puedo ayudarles en algo estoy para eso :) Si quieren saber de algo en específico (siempre relacionado con el tema de la diabetes), no duden en escribirme para incluir esos temas en futuras entradas del blog.


¡Saludos a todos!


#MiVidaConDiabetes #Diabetes

©2018-Hecho por La Orejita-Todos los derechos reservados

  • Negro Facebook Icono
  • Negro del icono de YouTube
  • Negro del icono de Instagram