La Orejita Repostería Libre de Azúcar
Buscar
  • Mariá Urgellés Ulloa

SÍNTOMAS DE LA DIABETES ANTES DEL DIAGNÓSTICO


•Síntomas de la diabetes #1: muchas ganas de orinar


Las ganas excesivas de orinar es una de las primeras señales y síntomas de la diabetes. Cuando hay una elevada concentración de glucosa en la sangre, generalmente arriba de 180mg/dl, el cuerpo necesita encontrar medios para eliminar este exceso. El camino más fácil es por medio de los riñones, a través de la orina. Como no podemos orinar azúcar puro, el riñón necesita diluirla con agua para poder eliminarla. Por lo tanto, cuanto mayor sea la glicemia (concentración de glucosa en la sangre), el paciente eliminará más orina y tendrá más ganas de orinar.


•Síntomas de la diabetes #2: Tener mucha sed


Si el paciente diabético orina en exceso, perderá más agua de lo previsto, quedando deshidratado. La sed es el principal mecanismo de defensa del organismo contra la deshidratación.


El paciente diabético que no controla su glicemia, ya sea por mala adherencia al tratamiento o simplemente porque aún no descubrió que tiene diabetes, acaba por entrar en un círculo vicioso. El exceso de glucosa aumenta la cantidad de agua perdida en la orina, con lo cual el paciente orina con mucha frecuencia. La pérdida de agua causa deshidratación, que a su vez desencadena una sed excesiva. El paciente bebe mucha agua pero, como la glucosa continúa muy alta en la sangre, se mantiene orinando constantemente.


•Síntomas de la diabetes #3: hambre descontrolada


Como las células no consiguen glucosa para generar energía, el cuerpo interpreta este hecho como si el paciente estuviese en ayunas. El organismo necesita de energía y la única forma que tiene para obtenerla es a través de la alimentación.


Una de las características del adelgazamiento debido a la diabetes, es que éste ocurre pese a que el paciente se alimenta con frecuencia. El problema es que la glucosa ingerida no es aprovechada y acaba siendo perdida en la orina.


•Síntomas de la diabetes #4: cansancio


El cansancio crónico es otro síntoma común de la diabetes y ocurre por dos factores:


Por la deshidratación: explicada en el tema anterior.


Por la incapacidad de las células para recibir glucosa: la glucosa es la principal fuente de energía de las células; es el combustible de nuestro organismo. Quien promueve la entrada de la glucosa de la sangre hacia dentro de las células es la insulina, que en la diabetes tipo 1 es inexistente y en la diabetes tipo 2 no funciona bien. Por lo tanto, la diabetes mellitus se caracteriza esencialmente por la incapacidad del organismo para transportar glucosa hacia las células, reduciendo la capacidad de producción de energía del cuerpo.


•Síntomas de la diabetes #5: pérdida de peso


La pérdida de peso es un síntoma muy común en la diabetes tipo 1. Puede también ocurrir en la diabetes tipo 2, pero no es tan frecuente.


La insulina también es la hormona responsable por el almacenamiento de grasa y por la síntesis de proteínas en el organismo. Como en la diabetes tipo 1 hay ausencia de insulina, el paciente deja de almacenar grasa y de producir músculos. Además, como no hay glucosa para generar energía, las células acaban por generarla a partir de la descomposición de proteínas y de las reservas de grasa del cuerpo. Por lo tanto, el cuerpo sin insulina no genera músculos ni grasa y además necesita consumir las reservas existentes.


Como en la diabetes tipo 2 hay insulina circulante, estos efectos son menos evidentes. Además, en la tipo 2, la resistencia a la acción de la insulina se va estableciendo lentamente a lo largo de los años, contrario a la diabetes tipo 1, que cesa la producción de insulina de manera relativamente rápida. En realidad, la diabetes tipo 2 está asociada al exceso de peso, que es la principal causa de la resistencia a la insulina.


•Síntomas de la diabetes #6: visión borrosa


Un síntoma muy común de la diabetes es la visión borrosa. El exceso de glucosa en la sangre causa una inflamación del cristalino, el lente del ojo, cambiando su forma y flexibilidad, disminuyendo la capacidad de foco, lo que torna la visión borrosa. La visión suele quedar borrosa cuando la glicemia está muy elevada. La visión vuelve a la normalidad cuando se controla y se tiene controlada la diabetes.


Esta alteración en los ojos no tiene nada que ver con la retinopatía diabética, la complicación oftalmológica que puede surgir después de varios años de diabetes (si no está bien controlada).


•Síntomas de la diabetes #7: Ganas de vomitar


Aunque es posible que el vómito surja como un mecanismo de autodefensa para botar del cuerpo algunas toxinas, este también puede mostrarse como síntoma de determinadas enfermedades que no están vinculadas con el estómago, tal como la diabetes.


Los vómitos siempre resultan desagradable y, además, peligrosos. Cuando se vomita, la presión arterial se debilita y baja, las personas se sienten cansadas y con cefaleas (caracterizadas por dolores de cabeza recurrentes), todo lo cual es síntoma de que la cantidad de glucosa en sangre no se encuentra controlada. Además, es más peligroso el vómito en personas con diabetes, ya que se deshidratan con mayor rapidez.


•Síntomas de la diabetes #8: cicatrización deficiente


El exceso de glucosa en la sangre, cuando sucede de forma crónica, causa un sinnúmero de disturbios en el funcionamiento del organismo. La dificultad en cicatrizar heridas ocurre por una disminución de la función de las células responsables por la reparación de los tejidos, disminución de la proliferación celular y dificultad en la generación de nuevos vasos sanguíneos.


Es importante mencionar que existe un mecanismo en el trastorno de cicatrización de una persona diabética llamado Microanglopatía diabética. Esta es una característica morfológica en la diabetes que consiste en que las membranas basales se engrosan y se evidencian en los capilares de la piel, del músculo, el esqueleto, la médula renal y la retina en el caso de los ojos.


Este mecanismo se traduce en que los pequeños vasos que se engrosan, impiden la adecuada circulación de la sangre, provocando como consecuencia que ni el oxígeno, ni los nutrientes, ni los glóbulos blancos lleguen en su proceso normal de reparación de la herida.


Debido a esto, es que la cicatrización en los pacientes diabéticos se retrasa y da pie a que aparezcan las infecciones que son sumamente peligrosas para la salud de un diabético.


•Síntomas de la diabetes #9: Hormigueo


Algunas veces la diabetes puede ser una enfermedad difícil de diagnosticar, especialmente si no provoca los síntomas clásicos como ganas muy frecuentes de orinar o sed excesiva. En estos casos, en el que el tratamiento no ha sido iniciado, la diabetes se descontrola y los niveles de azúcar continúan aumentando. 


Cuando los niveles de azúcar están muy elevados, por mucho tiempo, comienzan a provocar pequeñas lesiones en los nervios de varias partes del cuerpo y, por esto, la diabetes puede ser una de las causas de hormigueo en las manos, brazos, piernas o pies, por ejemplo. 


Fuentes: https://www.mdsaude.com

592 vistas

©2018-Hecho por La Orejita-Todos los derechos reservados

  • Negro Facebook Icono
  • Negro del icono de YouTube
  • Negro del icono de Instagram